Tras el 8 de marzo de 2024, ¡abolición ya!

  1. El movimiento feminista es la fuerza crítica que ha colocado en primera línea política la abolición de la prostitución, como un objetivo inaplazable. Defendemos sin descanso ésta y todas las demás reivindicaciones por los derechos de las mujeres. Gobierne quien gobierne, somos la voz crítica con el sistema, y eso nos hace imprescindibles. Somos la resistencia contra la barbarie prostitucional, la violencia machista, las desigualdades contra las mujeres y la irracionalidad contra la infancia.
  2. Este es un movimiento de base, formado por las feministas organizadas, mujeres concienciadas y comprometidas, con el impulso de la razón en marcha. Somos muchas más de las que quieren reconocer y estamos en todos los territorios: los bloques y concentraciones abolicionistas se consolidan y crecen en fuerza. Destacamos la exigencia unánime de la aprobación de la Ley Orgánica Abolicionista del Sistema Prostitucional (LOASP).
  3. Nos encontramos con muchísimas mujeres jóvenes en nuestras marchas en la enérgica defensa de la agenda política feminista: el relevo es abolicionista.
  4. El Movimiento Feminista de Madrid ha crecido en la organización, en las redes y en las calles, y ha vuelto a llenar la Gran Vía para dar voz a las demandas feministas.
  5. Nuestro Manifiesto para el 8 de marzo de 2024 representa un documento político feminista de demandas por los derechos de las mujeres y las niñas. Este compromiso escrito de las feministas está cargado de argumentos, datos y reivindicaciones que interpelan a la sociedad y a todos los poderes públicos. Las asociaciones, colectivos y partidos feministas que conforman el Movimiento Feminista de Madrid trabajan todo el año en la consecución de los distintos puntos de esta agenda política.
  6. El sistema nos quiere calladas o subsumidas en un vacío de contenido. Si alzamos la voz, si decimos la verdad incómoda, nos enfrentamos a la censura, al silenciamiento e incluso la hostilidad de los medios de comunicación, sin ningún apoyo de los grandes partidos, sindicatos o instituciones. Que se vayan acostumbrando: no vamos a dejar de defender a las mujeres pese a la obstrucción sistemática.
  7. Queremos expresar todo nuestro apoyo a las compañeras que han sido acosadas o agredidas en Barcelona, en Vitoria o en otras localidades, durante las marchas abolicionistas del 8 de marzo.
  8. A todas las mujeres que han hecho posible el 8 de marzo abolicionista, desde la organización, con su militancia feminista, con su apoyo, con su presencia en las calles en las convocatorias del Movimiento Feminista de Madrid: ¡gracias!

Madrid, marzo de 2024. Movimiento Feminista de Madrid.